La intervención integrada en la enfermedad mental

shutterstock_178786592

El progresivo envejecimiento de la población requiere de una reflexión en profundidad de sus consecuencias para las personas mayores, la unidad familiar y la cuestión sociocultural. La alta tasa de demencia u otros trastornos neuropsicológicos y las tensiones inherentes a la enfermedad y al proceso de cuidado subrayan la urgencia de reflexionar y actuar con el fin de proporcionar apoyo efectivo y adecuado para la familia y el cuidador primario, en una condición de la prestación de cuidados en el hogar. Por lo tanto, la Clínica de la Memoria de la Fundación INTRAS desarrolla esfuerzos en diferentes áreas relacionadas con las enfermedades mentales:

SERVICIO DE REHABILITACIÓN NEUROPSICOLÓGICA con protocolos estructurados y adaptados a cada persona: ayudando a personas que han sufrido ACV, accidentes de tráfico, tumores cerebrales, traumatismos craneales, estrés laboral, depresión, enfermedad mental u otras enfermedades neurodegenerativas que implican la pérdida de memoria.

– Evaluación clínica y diagnóstico.

– Evaluación del grado de deterioro/daño (cognitivo, comportamental y de la personalidad).

– Rehabilitación de funciones cognitivas.

– Intervención psicoterapéutica en emociones comportamiento y personalidad.

 

PSICOEDUCACIÓN Y APOYO PSICOTERAPÉUTICO PARA CUIDADORES INFORMALES

– Atención a los síntomas de «carga» presentados por los cuidadores.

– Control preventivo y apoyo informativo ocasional.

– Apoyo de atención personalizado en crisis: cara a cara y línea telefónica.

– Talleres psicoeducativos sobre la enfermedad a la familia y el proceso de prestación de cuidados.

– Psicoterapia en grupo para los cuidadores informales.

SENSIBILIZACIÓN DE LA COMUNIDAD SOBRE LA ENFERMEDAD MENTAL

– Información general sobre recursos de la comunidad.

– Servicios de atención a los cuidadanos con orientación a los servicios más adecuados para cada escenario (sociales, de salud, presentación ambiental y socioeconómica, expectativas).

Un vínculo estrecho, un compromiso prolongado y humano y, consecuentemente, un sentido de la obligación respecto a la aprobación social es la base para la prestación de cuidados informales. Sin embargo, los cuidadores familiares se sienten normalmente insuficientemente preparados por el agotamiento físico, emocional, social y financiero implicado en esta misión resultando en consecuencias negativas en el cuidado de los familiares y en la persona que cuida. Estos factores pueden ser disminuídos por las intervenciones de prevención orientadas a los cuidadores. Por estas razones INTRAS ofrece servicios directos al cuidador. Se trata de un apoyo psicoeducativo individualizado con el objetivo de formación en materia de salud mental y apoyo psicosocial. INTRAS implementa una multiplicidad de estrategias y tareas prácticas que desafían a los cuidadores para la identificación y resolución de problemas de conducta específicos. INTRAS los anima a aprender estrategias de afrontamiento más eficaces aumentando su resiliencia y autoestima en el papel del cuidado, involucrándolos en una experiencia activa de aprendizaje. Junto con este apoyo, el reconocimiento de la importancia del papel del cuidado es esencial para la continuidad de cuidados familiares. El proceso de optimización del papel del cuidado informal a través del refuerzo de capacidades de adaptación y habilidades de gestión es un abordaje común en nuestro centro de servicios.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *